Ámina Alani: “El ozono en antienvejecimiento es la terapia estrella”

Ámina Alani Ogea, especialista en Medicina del Deporte, siempre estuvo muy interesada por el tema del dolor, muy vinculado a su especialidad. Conoció a Javier Hidalgo hace años en el Máster de Neurociencia y Dolor de la Universidad de Granada, donde el doctor impartía clase, y decidió que tras años de haber trabajado en la atención primaria y en hospitales quería volver a centrarse en la problemática del dolor. “Javier me ofreció trabajar con él y me introdujo en el mundo de la ozonoterapia que yo desconocía hasta entonces. Él ha sido mi tutor y mentor en lo que respecta a las cualidades del ozono como regulador del sistema inmune y el estrés oxidativo; como antiinflamatorio y germicida (contra hongos, bacterias), etc.”

amina

Dra. Ámina Alani Ogea

La doctora nos explicó que la ozonoterapia tiene varias aplicaciones, una de ellas es sobre el dolor pero otra es la terapia antienvejecimiento. “Le propuse a Javier esta última posibilidad de aplicar el ozono a la medicina antienvejecimiento y él aceptó” añade. Desde entonces Ámina y Javier forman un tándem ideal que a parte de terapia del dolor lleva a cabo terapia de antienvejecimiento “más clínico que estético”. Cuando le preguntamos qué quiere decir con esto nos contesta: “Tratamos personas con patologías pero también aquellas que están sanas pero quieren hacer medicina preventiva”.

La ozonoterapia aplicada al antienvejecimiento tiene como objetivo principal la oxigenación celular generalizada, es decir, a diferencia de cuando se trata de terapia del dolor, no se aplica a través de infiltraciones de forma local, sino a nivel sistémico para que abarque todo el organismo. Así, el ozono se aplica en el caso de terapias de “antiaging” a partir de insuflación rectal o por autohemoterapia, que consiste en mezclar la sangre del paciente con ozono a través de un circuito cerrado, tratamientos bastante benignos y cómodos de realizar.

“Las terapias de antienvejecimiento cuentan con una gran ventaja y es que se las puede aplicar casi todo el mundo y sus efectos secundarios son prácticamente nulos” nos recuerda la médica. “El oxígeno es la clave de la vida, una dosis de ozono nos viene bien a todos, especialmente en personas con enfermedades crónicas que padecen un envejecimiento precoz” sentencia Ámina.

La doctora nos contó que en este contexto surge la idea de poder llevar a cabo estas terapias en un entorno privilegiado de turismo de salud como es el Balneario de Lanjarón. Allí se llevan acabo desde análisis del estado nutricional y el estrés oxidativo de la persona, sueroterapia con medicina bioreguladora, aunque el ozono es la “terapia estrella” aclara Ámina.

 hotel_balneario_lanjaron_fach16 hotel_balneario_lanjaron_spa30

Imágenes del Balneario de Lanjarón

El equipo de Javier y Ámina han creado protocolos específicos para las personas que van al balneario durante un corto periodo de tiempo, procurando que las terapias que se ofrecen en la clínica y las del balneario se complementen y potencien mutuamente. “Se trata de un producto bastante único y específico por tanto dentro de la oferta del turismo de salud al que estamos acostumbrados” advierte la terapeuta. Cabe añadir que el balneario, enclavado al pie de la Alpujarra y a 15 minutos de la costa, permite que las personas que acudan al balneario pueden compaginar los tratamientos con otras actividades de entretenimiento también muy recomendables para pasar unos días de salud y bienestar.

press@visionary-bc.com

One thought on “Ámina Alani: “El ozono en antienvejecimiento es la terapia estrella”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *